Los diferentes periodos de tiempo litúrgicos cada uno con un significado cultual diferente marcan las vestimentas de las Vírgenes Dolorosas. En los lugares donde se sigue fielmente el calendario las imágenes son cambiadas en sus vestimentas de manera y forma de que siempre estén en justa correspondencia a las celebraciones religiosas.

 

Acercándose en el mes de diciembre, avanzamos en el calendario litúrgico, por lo que se acaba el mes de luto, una jornada que recuerda cada año a los difuntos para rememorar a esas personas que un día se fueron. Y como cada año, las hermandades ofician misas en memoria de sus hermanos fallecidos con las imágenes de sus dolorosas vestidas de negro, el color del luto.

 

Así cuando llega el Adviento es costumbre vestir a las dolorosas con mantos y sayas de tonos blancos y azul celeste, que son los colores de la Inmaculada Concepción propios de la festividad principal de estas fechas.

 

La Inmaculada Concepción que representaron los pintores sevillanos en sus obras, de manto azul y túnica blanca, sirvió de inspiración para vestir a las imágenes dolorosas y de gloria de María en el siglo XX cuando se acercaba la festividad de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre. Esta costumbre se ha convertido en tracción en muchas hermandades que mantiene los colores inmaculistas para sus titulares en diciembre.

 

Por ese motivo les presento los trabajos que hemos realizado en nuestro taller donde hemos seguido fiel a la tradición, como viene siendo habitual en el protocolo cofrade.

Novedades como sayas bordadas sobre terciopelo crema, blancos de seda, tisú de oro y plata, para darles una vistosidad nunca vista. Compuesta con falda, dos mangas, cuerpo y ajustador, todas ellas con sus azucenas, campanillas en colores y un sinfín de motivos florales. Forrado con raso de seda y rematado con puntilla dorada. Tan original y hermoso como su imagen de la Virgen.

Mantos realizados en terciopelo cien por cien de algodón en colores litúrgicos bordados a mano en hilo de oro, plata o en aplicación dorada y sedas de colores, forrado con raso de seda y rematado con puntilla dorada o fleco, según sea su tamaño y la función a la que se destinen, pueden considerarse de salida, para colocárselo a la Virgen en su paso procesional, o de camarín, para recibir culto en el interior de su propia sede canónica.

Destacada e importante enriquecimiento del patrimonio de la Hermandad que lucirá tanto en los cultos que en honor a la Santísima Virgen María realiza las Hermandades y este es una pequeña muestra de la calidad, diseño y terminación de los mismos.

 

Espero que le guste y para cualquier pregunta no dude en ponerse en contacto conmigo.

 

NUESTROS BORDADOS

Saya Modelo 02

Saya Modelo 02

Saya Modelo 01

Saya Modelo 01

Saya Modelo 03

Saya Modelo 03

Saya Modelo 06

Saya Modelo 06

Saya Modelo 07

Saya Modelo 07

Saya Modelo 08

Saya Modelo 08

Saya Modelo 13

Saya Modelo 13

Saya Modelo 16

Saya Modelo 16

Saya Modelo 17

Saya Modelo 17

Saya Modelo 19

Saya Modelo 19

Saya Modelo 21

Saya Modelo 21

Saya Modelo 26

Saya Modelo 26

Saya Modelo 27

Saya Modelo 27

Saya Modelo 28

Saya Modelo 28

Saya Tisú Modelo 31

Saya Tisú Modelo 31

 Saya Modelo 34

Saya Modelo 34

 Saya Modelo 35

Saya Modelo 35

Saya Modelo 36

Saya Modelo 36

 Saya Modelo 40

Saya Modelo 40

Manto Modelo 24

Manto Modelo 24

Manto Modelo 23

Manto Modelo 23

Manto Modelo 20

Manto Modelo 20

Manto Modelo 10

Manto Modelo 10

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies